Orígenes

En el año 1995 un grupo de jóvenes misioneros decidió acercarse a la vida de los niños de los cerros salteños. Año tras año, se enfrentaban con la dura realidad de estos chicos, muchos de los cuales viven en lugares remotos, alejados de los centros urbanos. Para ellos la única oportunidad de estudiar y crecer es la que ofrece las escuelitas rurales plurigrado, a las que en muchos casos se llega luego de varias horas a lomo de mula o extensas caminatas.

Con los años la Fundación Grano de Mostaza fue ampliando su Misión promoviendo la integración e inclusión social en igualdad de condiciones mediante programas de desarrollo educativo y social.

DAR UNA OPORTUNIDAD, DE ESO SE TRATA.